Nuevos análisis biomecánicos de ejercicios de Sincrobox

Nuevos análisis biomecánicos de ejercicios de Sincrobox arrojan una prueba más que confiere estabilidad al sistema.

 

BARRAS

 

Alumnos de segundo nivel de Sincrobox realizan ejercicios con la utilización de una barra de agarre bilateral. En estos ejercicios se hace presente tanto el pedaleo constante como la respiración diafragmática y la inmovilización lumbo-pélvica, pilares básicos de Sincrobox.
A estos requisitos se le añade el ejercicio bilateral de miembros superiores con barra, que partiendo de una preparación básica previa del primer nivel de Sincrobox, se consigue la total inmovilización del tronco durante la actividad.
Con ello se logra también una mejor potenciación muscular del complejo articular del hombro principalmente, pues aun teniendo un miembro superior dominante (el cuál será más fuerte generalmente), se produce la irradiación de fuerza hacia el miembro superior más débil tras la realización de unas cuantas repeticiones.

Valoraciones de la fisioterapeuta Regina Candel

Trabajo específico de agarre y prensión en Sincrobox

 agarres

Las nuevas técnicas que comprenden el nivel 3 de Sincrobox describen ejercicios analíticos de agarre y prensión mediante la utilización de discos con diferentes pesos (No más de 1,5Kg).
Específicamente, la realización de estos ejercicios consiste en la potenciación de la musculatura intrínseca de la mano en el caso del agarre o prensión y además mejora la precisión en la realización de pinzas digitales.
Dentro de la Biomecánica de la mano, la variedad de ejercicios que se ofertan en esta práctica deportiva comprende todos los tipos de prensión:
• Esférica (dedos semiflexionados y abducidos y pulgar opuesto y semiflexionados)
• En gancho (actúan los músculos flexores de los dedos, con extensión de las metacarpo- falángicas y flexión de las interfalángicas)
• Cilíndrica (dedos semiflexionados y aducidos y pulgar semiflexionado y opuesto).
Además también se trabaja la precisión de las diferentes pinzas digitales, dentro de las pinzas compuestas, es decir, entre el pulgar y varios dedos, encontramos:
• Pinzas de potencia (donde trabajan los flexores de los dedos y el pulgar completa la acción)
• Pinzas de aductor (el pulgar se flexiona sobre los demás dedos flexionados)
• Pinzas de precisión (sujeción de la pesa con la punta de los dedos, sujeción de objetos curvos, etc)
Por último, como trabajo complementario al analizado anteriormente es indispensable considerar también la gran labor que realizan los músculos de los antebrazos. Siguiendo el principio de las Cadenas Musculares, el cual toma como referencia el sistema musculo-esquelético como una serie de eslabones dentro de una misma cadena de movimientos, es justo decir que el entrenamiento de los músculos de la mano repercute de manera activa en la musculatura del antebrazo de manera que se favorece el desarrollo muscular de la zona.

Regina Candel
Fisioterapeuta